Nutrición

La obesidad es hoy en día un problema de salud, no sólo un problema estético. En España el problema afecta a más de la mitad de la población, según el Estudio de Nutrición y Riesgo Cardiovascular en España.

La obesidad no sólo tiene riesgo de enfermedades cardiovaculares, además, puede aumentar el riesgo de padecer diabetes, hipertensión, problemas de sueño, siendo muy frecuente todas ellas en pacientes con obesidad metabólicamente no sana.

 

POR TODO ELLOS DEBEMOS ALCANZAR UN PESO SALUDABLE POR NUESTRO BIENESTAR PRESENTE Y FUTURO

 

Existen diferentes tipos de dieta, las bajas en calorías y las muy bajas.

Las Dietas bajas en calorías, reduce el número total de calorías de la ingesta habitual (unas 400-500 Kcal/día), si habitualmente nuestra ingesta es de alrededor de 2000 Kcal/día pasará a ser unas 1500-1600 Kcal/día.  Reducimos el número total de calorías pero no su distribución, por lo que mantenemos los hidratos de carbono, proteínas y grasas. Es igual que en la dieta normocalórica.

Las dietas muy bajas en calorías, reducimos considerablemente la ingesta de calorías, alrededor de 800 Kcal/día. La pérdida de peso es muy rápida. Dentro de estas dietas podemos encontrar las Equilibradas, las dietas Hiperproteicas y las Proteinadas.

  • Equilibradas, mantenemos un equilibrio en todos los grupos de alimentos, disminuyendo la ingesta de total de hidratos de carbono, proteínas y grasa. Esta dieta hace que las proteínas que ingerimos no sean suficientes y además de perder peso perdemos masa muscular.
  • Hiperproteicas, poco recomendables desde nuestro punto de vista, ya que puede provocar alteraciones renales y hepáticas poco saludables.
  • Proteinadas, es una dieta de restricción calórica, normoproteíca, en la que reducimos los Hidratos de Carbono como fuente de energía y aumentamos la ingesta de proteínas sin aportarla en exceso.

Con todo ello obligamos al organismo a generar energía a partir de los depósitos de grasa acumulados.

BENEFICIOS

Se controla muy bien la sensación de hambre y nos saciamos fácilmente. Protegemos la masa muscular, perdiendo sólo los depósitos de grasa acumulada. No se experimenta la sensación de pérdida de energía que se siente al realizar otras dietas.

En Mímate te ayudamos a controlar o recuperar tu peso mediante este tipo de dieta. Totalmente saludable y bajo un estricto control.

 

MANTENIMIENTO DE PESO

Tras realizar una dieta controlada, debemos mantenernos en el peso mediante una dieta saludable y ejercicio físico diario. Una dieta saludable implica una reeducación alimentaria, los buenos hábitos harán que nos mantengamos en el peso que hemos alcanzado. Progresivamente iremos incluyendo una cantidad adecuada de todos los grupos de alimentos para que aporten los nutrientes necesarios para una vida saludable y prevenir enfermedades.

 

 

Recordamos los grupos de alimentos para poder llegar a este punto:

 

  • AGUA, indispensable, consumo mínimo diario de 1,5 a 2 litros diarios. Nuestro organismo está formado principalmente de agua. Ayuda a combartir el estreñimiento y a eliminar toxinas.
  • CARNES Y EMBUTIDOS, aportan proteínas, hierro, fósforo, potasio…entre otros. Debemos elegir carnes con poca grasa o magra. Consumir unas 3-4 raciones a la semana. Los embutidos, evitarlos o consumirlos esporádicamente.
  • PESCADOS Y MARISCOS, los pescados que aportan más beneficios nutricionalmente hablando son los pescados azules de pequeño tamaño. Los mariscos nos aportan vitaminas y minerales, contienen menos grasas. Consumir unas 3-4 raciones a la semana.
  • VERDURAS Y HORTALIZAS, fuente de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. El consumo debe de ser diario y si es posible al menos una ración en la comida y otra en la cena, procurando que una de ellas sea cruda.
  • FRUTAS, nos aportan vitaminas, minerales y fibra. Deben tomarse al menos dos o tres piezas diarias y nunca después de las 6 de la tarde. Se recomienda consumir al menos que una de las piezas de fruta sea un cítrico.
  • HUEVOS, este alimento nos aporta la proteína de mayor calidad. Además cocido, produce una gran sensación de saciedad. Se recomiendan 3-4 a la semana cocinados cocidos en tortilla francesa o escaldados. Evitar comerlos fritos
  • LEGUMBRES, aportan hidratos de carbono, se recomienda máximo dos veces a la semana.
  • FRUTOS SECOS, tienen múltiples beneficios nutricionalmente pero también son altamente energéticos, por los que hay que moderar su consumo.
  • LÁCTEOS, se deben consumir de 2-4 raciones diarias en función de la edad y el estado fisiológico. Recomendamos su consumo desnatado.

Evita tomar azúcar habitualmente y mantequillas o margarinas. No se recomienda el consumo de alcohol de alta graduación y un máximo de una copa diaria de vino

 

ACTIVIDAD FÍSICA

Es muy importante mantener una actividad física diaria, lo recomendable es realizar al menos una actividad de una duración de unos 60 minutos.

Debemos reducir el sedentarismo para aumentar la actividad metabólica de nuestro organismo.  Podemos realizar tareas cotidianas para ir aumentando el consumo de calorías y poco a poco aumentaremos las actividades, comenzando desde salir caminando a realizar la compra o tareas propias del día a día hasta llegar a salir a caminar o pasear de forma habitual.

En Mímate, además realizarte un control nutricional con los suplementos Essencial Diet,  te proponemos unas clases de Yoga o Pilates para ayudar a recuperar la elasticidad, flexibilidad y darle fuerza a esa musculatura.